DISFUNCIONES SEXUALES

El objetivo de las terapias sexuales es conseguir disfrutar de la vida sexual. Los tratamientos serán específicos para cada disfunción. Por ejemplo, en la eyaculación precoz el tratamiento de elección suele basarse en la aplicación de la técnica de "parada y arranque" de Semans o en las técnicas de "compresión basilar", combinadas con focalización sensorial y sexual, además de aspectos educativos.

Para las disfunciones femeninas los tratamientos que cuentan con evidencia son el entrenamiento en masturbación para el trastorno orgásmico y la exposición para el vaginismo. Es evidente que las disfunciones sexuales con mucha frecuencia pueden estar interrelacionadas con otros problemas, en concreto problemas de pareja, el éxito del trabajo depende en buena medida de cómo lo acepta o colabora la pareja.