MIEDOS Y FOBIAS ESPECÍFICAS

Los niños experimentan numerosos miedos en el curso de su desarrollo y crecimiento. La mayoría son transitorios, de intensidad débil y específica, como el miedo a los extraños. Sin embargo, algunos miedos persisten durante años, e incluso otros, como los miedos escolares o sociales aumentan en la adolescencia.

Para trabajar este tipo de trastorno en niños y adolescentes utilizamos principalmente técnicas de tipo conductual, una de estas técnicas bien establecidas científicamente es la desensibilización sistemática (D.S.), esta técnica consiste en aproximaciones sucesivas al evento estresante. Otras técnicas que empleamos son: el modelado y las autoinstrucciones positivas.