Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDA-H)

Cuando sospechamos que un niño presenta TDA-H utilizamos la siguiente metodología: en primer lugar realizamos una evaluación siguiendo el protocolo propuesto por ALBOR-COHS, una vez demostrada la presencia de sintomatología relacionada con dicho trastorno, y en caso necesario, se remite a los padres a un neuropediatra para que sea evaluado neurológicamente, por último se realiza una intervención multicomponente (ámbito familiar, escolar e individual).

Para consultar más información específica relacionada con este trastorno pueden remitirse a nuestro blog pinchando arriba a la derecha.