TRAUMAS

Los desastres, muertes de familiares o accidentes son desconcertantes para todas las personas que se ven afectadas. Los niños y los adolescentes corren un riesgo mayor de trauma, ya que pierden de forma temporal su visión del mundo como lugar seguro y predecible.

Tienen miedo de que lo sucedido vuelva a ocurrir y de que ellos o su familia se lesionen o mueran. A la mayoría de los niños les resulta difícil entender el daño, las lesiones y las muertes que pueden surgir de un hecho inesperado o incontrolable.

En nuestro gabinete trabajamos con dichos problemas desde una perspectiva integral considerando el nivel de desarrollo en que se encuentra la persona y el tipo de trauma que se tiene, adaptando al mismo el tratamiento que deberá ser llevado a cabo. Las técnicas para trabajar son muy variadas, desde cognitivo conductuales hasta EMDR, al igual que técnicas humanistas.