Suele suceder que cuando terminamos una relación no paramos de preguntarnos por qué he fracasado. Normalmente nos vienen a la mente muchas explicaciones sobre por qué ha sucedido.
Más que dejarnos llevar por la búsqueda de la respuesta a esas preguntas que al fin y al cabo no nos valen de nada, será más importante:

  • Centrarnos en el presente y disfrutar del momento que nos toca vivir. Normalmente invertimos mucho tiempo y energía en volver al pasado, esto puede hacernos no disfrutar del momento actual con sus aspectos positivos y sus aspectos a mejorar.
  • Disfrutar de los aspectos positivos que tiene el desamor, por ejemplo cuando se está solo no se tiene que explicarle a nadie hacia donde va o qué se hace, por tanto intentar cumplir esos sueños pendientes es algo muy positivo, recuerde que nunca es tarde para llevarlos a cabo.
  • Recuerde la importancia de controlar la forma de pensar. En el artículo siguiente: http://psicologosbonnet.wordpress.com/2011/02/04/%C2%BFque-puedo-hacer-para-controlar-mis-pensamientos-negativos/ está descrito cómo controlar los pensamientos negativos que nos acechan cuando estamos en situaciones de rupturas sentimentales.
  • En el caso de sentir deseos de venganza, piense qué está consiguiendo con eso, sentirse mejor o por el contrario sentir más ira y mantenerse más tiempo en el estado actual.
  • Evite compararse con los demás, cada persona es un mundo y como tal cada uno tiene su propia historia. Se asombraría de las cosas que piensan o sienten esas personas con las que se compara.

Como todo en la vida las rupturas son procesos vivenciales que hay que experimentarlos como tales y vivirlos, el sentir miedo, ansiedad, es hasta normal cuando vivimos una separación. Ahora bien, lo fundamental aquí no está en evitar sentir estas emociones sino en lo que hacemos con ese sentimiento: o nos hacen personas más fuertes o nos debilitan y nos hacen dependientes y débiles.
Saludos,
Héctor Peraza Díaz
www.psicologosbonnet.es