Hay una tendencia a relacionar mal tiempo con depresión, o bajo estado de ánimo. Muchas personas cuando piensan en que va a hacer mal tiempo enseguida lo vinculan con aislamiento y aburrimiento. 
Es una realidad que cuando hay mal tiempo no podemos mantener los niveles de actividad normales. Ahora bien, el cambio de estado de ánimo está fundamentado más en nuestra actitud ante ese suceso. Existen quienes se deprimen en tiempos de lluvia y quienes lo hacen también en tiempos soleados.
​[wpvideo iIWNtQdn]​
En este vídeo podemos observar a una persona con su tabla de surf en una de las zonas inundadas en Torrevieja. Recuerdo que de niño el que lloviera mucho hacia que todos los niños de barrio saliéramos a la calle a disfrutar una vez pasada la tormenta. Hoy en día si se utiliza el mal tiempo como un disparador de aislamiento y no actividad, es bastante probable que puedan aparecer síntomas depresivos. 
Por tanto, la forma de contrarrestar el estar horas y horas  es la del sentido común: leer, ver pelis, escuchar música, jugar…y pensar que con lluvia también hay que vivir. 
Saludos,
Héctor 
Psicólogos en Cartagena y Torrevieja especialistas en infantil y adultos