El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) se caracteriza por presentar dos elementos: las obsesiones (pensamientos intrusivos recurrentes y que generan ansiedad) y las compulsiones (acciones mentales o conductas repetitivas, realizadas con el fin de neutralizar la ansiedad producida por la aparición de las obsesiones). La prevalencia estimada de TOC clínico en España es del 1,8% y alcanza el 5,5% para el TOC subclínico.

especialistas en terapia infantil, terapia adultos, terapia de pareja

Psicologos especialistas en terapia infantil y de adultos

A continuación se describirán 7 mitos relacionados con dicho trastorno:
 Las personas con TOC lo que tienen que hacer es relajarse: no es tan simple debido ya que el TOC incluye pensamientos y miedos incontrolables, el estrés puede aumentar estos síntomas pero no los causa de forma individual. Es cierto que el entrenamiento en relajación ayuda a sobrellevar los síntomas pero no los elimina.
 El TOC tiene su origen en la infancia: las personas piensan que cuando alguien tiene TOC es porque ha crecido en un ambiente disfuncional, y por tanto, esto ha hecho que tenga TOC. Lo que sucede en la infancia poco tiene que ver con el TOC, aunque sí es cierto que puede influir en su desarrollo, no es lo mismo un niño con TOC con apoyos y tratamiento que uno que esté abandonado.
 El TOC es poco frecuente o raro en niños: 1 de cada 200 niños menores 4 años presenta TOC, es la misma prevalencia de niños con diabetes, pero no se considera a esta última como poco frecuente o rara.
 El TOC es una enfermedad de las mujeres: acorde con la OCD el TOC afecta a mujeres, hombres y niños de todos los grupos étnicos y grupos sociales en el mismo grado.
 El TOC puede ser confirmado con una prueba física: desgraciadamente el TOC no se puede diagnosticar como se hace con el cáncer o la diabetes. Es más bien diagnosticado a través de pruebas psicológicas específicas para su evaluación.
 El TOC es intratable: este trastorno sí es tratable, el tratamiento de elección es la terapia de exposición con prevención de respuesta, también se debe valorar si se combina con tratamiento farmacológico.
Para cualquier información o duda no duden en llamarnos,
Saludos,
Héctor Peraza Díaz
www.psicologosbonnet.es