El dejar de amar a una persona es algo muy doloroso, ahora bien de la misma manera que hemos aprendido a amar podemos aprender a olvidar esa relación. Casi todos de manera inconsciente estamos aprendiendo y desaprendiendo cosas continuamente, la diferencia está en que en el desamor estamos muy vinculados con nuestras emociones y experiencias compartidas a la persona que ya no está, por tanto cuesta más trabajo asimilarlo.
Lo primero que se debe hacer es reconstruir la vida emocional para ello será positivo aprender a controlar las pensamientos negativos que tenemos asociados. Recuerde que la forma de pensar en algo es la principal responsable de lo que sentimos. Para combatir dichos pensamientos se recomienda seguir los siguientes pasos:

Primero: identificar cuales son los sentimientos que le hacen sufrir en relación a su expareja. Estos pueden ser de ira, culpabilidad, celos…
Segundo: identifique qué pensamientos se encuentran de fondo en los sentimientos antes identificados.
Tercero: analice pormenorizadamente si son reales dichos pensamientos o si son producto de su estado de ánimo bajo.
Cuarto: en caso de que sean ciertos esos pensamientos se puede decir a sí mismo sí realmente estos son tan horribles como Usted dice que son ( es decir cuestionarlos). Una vez hecho esto, intente poner otros adjetivos que se ajusten más a la realidad que Usted vive y que sean menos dolorosos.
Quinto: puede que sus pensamientos persistan, en dicho caso debe de plantearse la siguiente pregunta: qué estoy obteniendo con pensar de esa forma. Por ejemplo, hay personas que los sentimientos de culpabilidad le hacen mantenerse atados a un pasado que a pesar de ser doloroso es una vía de escape para no afrontarse a los problemas que vive en el presente.
Saludos,
Héctor Peraza Díaz
www.psicologosbonnet.es