El castigo está comprobado que más que formar “deforma” el comportamiento, no obstante sigue siendo una de las formas más usadas para corregir el comportamientos en niños. El castigo deforma ya que no le permite al niño realizar un análisis interno del error cometido.
«El acto de disciplinar a un niño puede ser frustrante. Sin embargo, debe recalcarse de buen comienzo que «disciplina» significa educación. La disciplina es esencialmente una guía programada que ayuda a las personas a desarrollar su autocontrol interno, su orientación personal y su eficiencia. Para que sea efectiva, la disciplina exige respeto y confianza mutuos. En contraposición, el castigo exige control externo sobre una persona por la fuerza y la coacción. Los agentes punitivos rara vez respetan o confían en el castigado».
The Case Against Spanking, Brian G. Gilmartin, D.F., en Human Behabiour, febrero de 1979. Vol. 8, nº2.

Entonces si el castigo no es positivo para la educación del niño ¿qué se puede hacer cuando hay que corregir comportamientos?

Se podrían plantear las siguientes alternativas, ahora bien, al igual que cuando estamos ante cualquier enfermedad lo mejor es educar para la prevención, es decir educar a los niños con límites y normas que les hagan comprender cuál es su lugar en el mundo y cómo deben situarse en dicho lugar.

  1. Señala al niño la manera de ser útil.
  2. Cuando le digas lo que no te gusta hazlo de manera rotunda.
  3. Coméntale lo que esperas de él.
  4. Muéstrale alternativas al problema que ha generado.
  5. Toma medidas para que no vuelva a suceder.
  6. Como última medida, permite al niño que aprenda de las consecuencias de sus actos.

Para el que esté más interesado, en los siguientes links hay información sobre cómo hablar a los niños y sobre los efectos negativos del castigo:
http://psicologosbonnet.wordpress.com/2010/11/19/efectos-secundarios-del-castigo-por-parte-de-padres-y-maestros/
http://psicologosbonnet.wordpress.com/2011/01/20/como-hablar-para-que-sus-hijos-le-escuchen/
Saludos,
Héctor Peraza Díaz
www.psicologosbonnet.es