En 1984, Norman E. Rosenthal, psiquiatra sudafricano, describió por primera vez el término de trastorno afectivo estacional, más conocido por sus siglas en inglés: “S.A.D.”. Dicho término englobaba depresiones que se producen al comienzo del otoño e invierno, principalmente; aunque también se han descubierto a principio de primavera o verano.
En el DSM-V está ubicado el TDE dentro del trastorno depresivo mayor, con una prevalencia de entre el 1 y el 10% de la población, siendo más frecuente en mujeres que en hombres (casi el doble más frecuente en mujeres).
Criterios diagnósticos para TDE según el DSM-V:
A. Ha habido una relación temporal regular entre el inicio de los episodios de depresión mayor en el trastorno de depresión mayor y un momento del año particular (por ej en otoño o invierno).
B. Las remisiones totales (o un cambio de depresión mayor a manía o hipomanía) también se producen en un momento del año característico (por ej la depresión desaparece en primavera).
C. En los últimos dos años se han producido dos episodios de depresión mayor que demuestran la relación estacional definida más arriba y episodios de depresión mayor no estacional durante el mismo periodo.
D. El número de episodios de depresión mayor estacionales supera notablemente el de episodios de depresión mayor no estacionales que pueden haber sucedido a lo largo de la vida del individuo.
¿Qué síntomas pueden encontrarse en el TAE?
En dicho trastorno se producen alteraciones del humor, tristeza, ansiedad, anhedonia, dificultades para concentrarse, aumento de apetito, hipersomnia, disminución del deseo sexual y aumento de peso.
psicologos especialistas en terapia infantil y de adultos
¿Qué tipo de tratamiento se recomienda?
Para la depresión en general, y en concreto para la depresión estacional, el tratamiento de elección es la terapia cognitivo-conductual. Esta terapia es la que mejores resultados aporta tanto a largo como a corto plazo.
El mismo Rosenthal fue el creador de la fototerapia, la cual consiste en la aplicación de luz artificial para así disminuir la sintomatología depresiva originada por el cambio estacional. Golden et al (2005) concluyó en un metanálisis de 20 estudios que los resultados de la fototerapia eran positivos tanto en el tratamiento de los trastornos depresivos estacionales como en otros trastornos depresivos. Este tipo de terapia deberá de ser llevada a cabo por personal experto y con medidas objetivas de la luminosidad, la duración de la misma suele estar entre 4 y 5 semanas.
Por último, encontramos el tratamiento farmacológico, el más utilizado es el mediante inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS), dentro de ellos el más usado es la fluoxetina.
¿Qué hacer para evitar el trastorno depresivo estacional?
Lo que se debe de hacer no dista mucho de lo que el sentido común nos dice, aunque éste a veces sea el menos tenido en cuenta.
 Alterar lo menos posible el ritmo de vida, dejando que poco a poco que nos vayamos adaptando al nuevo horario.
 Practicar alguna actividad física.
 Llevar a cabo una alimentación equilibrada.
 Mantener una vida social activa.
Para más información nos pueden llamar a los teléfonos: 630569963 ó 687971289.
Saludos,
Héctor Peraza Díaz
www.psicologosbonnet.es
Bibliografía recomendada:
Winter Blues: Seasonal Affective Disorder: What It Is and How to Overcome It
Golden RN, Gaynes BN, Ekstrom RD, Hamer RM, Jacobsen FM, Suples T, et al. The
efficacy of Light therapy in the treatment of mood disorders: a review and meta-analysis of the evidence. Am J Psychiatry 2005;162 (4): 656-662.